Unas piñas por San Valentín

Del amor al odio hay un paso o eso dicen los sentimentales con hemorroides a los que un día su “sano” corazón dejaron hecho trizas. Y es que tiempo atrás, curaban sus maltrechos corazones a golpe de copazos sobre la barra de cualquier bar y ahora han convertido nuestro timeline de Facebook en una suerte de desgracias y frases llenas de diarrea emocional. Pero no es momento de hurgar en la herida y menos en vísperas del día del “love y los besis”, las mariposas en el estómago, los bombones rancios de gasolinera y las frases de Mr.Wonderful. Así que me he querido unir a esta fiesta pero de modo particular, regalando mis líneas a todos los “singles around the world” enamorados de la violencia.

Un guiño a ti y tu lado oscuro, pequeño Batman. Una caricia de ascensor lasciva a todos esos y esas dementes de cuello blanco que disfrutan con cada fotograma del Club de la Lucha. Una mirada pícara a aquellos que simplemente con el papel de Christian Bale en American Physco aplacan sus pasiones más oscuras. Por eso y sin más dilación doy paso a la fiesta de los golpes. ¿Por qué a quién no le gusta disfrutar de una buena ensalada de puñetazos de vez en cuando? Y como soy joven y en Hispania no se estila, ni es “trendy”, lo del amor patrio, propongo un viaje por el resto de Europa. Primero a la cuna de los espaguetis y después a la isla Esmeralda.

Ciao Italy, che bello cantare, sognare, volare… ¿Dónde quedaron las románticas baladas italianas? ¡Quizás desaparecieron! O quizás Berlusconi decidió maniatarlas y encerrarlas en alguna de sus pecaminosas mansiones. Y de este modo, presentar una Italia libre, limpia, de ustedes… ¡¡Viva la nueva Italia!! Pero la historia pesa, Silvio, y los bibliotecarios de lo trágico siempre están al acecho para recordarnos y recordarte el pasado violento y más oscuro de il tuo popolo. Quizás la mafia ya no sea tan “mainstream” y de ahí que los YouTubers se hayan lanzado a viralizar otras tradiciones sanguinarias.

Il Calcio Storico. Una mezcla de rugby, fútbol y violencia exacerbada para demostrar que el amor pasional a un barrio, a una ciudad y a unos colores no está reñido con romper mandíbulas, patear vecinos y disfrutar del amor fraternal mientras te juegas el tipo. Una tradición que data del S XVI y que reproduce fidedignamente la fusión entre amor y odio al son de los golpes. ¡Bravo, bravísimo!

¿Puede haber algo más bonito? Pues si giramos la cabeza y apuntamos bien con el catalejos podremos divisar una gran fiesta; con cerveza negra, tréboles de cuatro hojas y música en directo en sus calles y “pubs”. ¿Sabes dónde estoy? En el pueblo rebelde y más acogedor que a título personal he tenido la suerte de conocer. IRELAND. Una tradición de lucha fuertemente arraigada entre los suyos, unas fronteras gastadas y recias de tanto pelear y una población castigada a la emigración durante décadas. Ese cóctel hace de este territorio una cuna de violencia pasional como expresión de su amor propio.

A día de hoy su máximo representante es Conor McGregor. Un fiel reflejo del sentimiento nacional. Un tipo venido de la nada, que a fuerza de golpes se ha hecho un sitio en la tierra prometida U-S-A.  Pero mientras él hace fortuna, en la tierra del comandante Trump, en su querida isla continúa el noble arte del Bare Nuckle (nudillos desnudos). Ni guantes, ni protecciones, ni demasiadas reglas salvo las de cualquier noble peleador.

Una “estupenda” forma de demostrar el amor a las tradiciones, solventar los hastíos del día a día y todo intercambiando dinamita con los puños.  Puede que el dinero y las apuestas estén manchado el amor por la batalla pero, oye, nunca está de más alimentar la llama  de las pasiones con unos cuantos billetes verdes. ¿O no? ¿O es que San Valentín no es una estrategia comercial comercial para avivar el amor pasando por caja? 

Hasta aquí mi reflexión no sin antes desear un feliz día del amor a tod@s. Incluyéndome a mi, que también me hace falta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s